Los trucos con ajo pelado que benefician el estado de nuestro organismo son prácticamente innumerables. Esto se debe a que es un producto alimenticio con una gran cantidad de propiedades y beneficios, las cuales son utilizadas para disímiles remedios. Hoy en día, más que medicamentos, en los hogares se debería tener una ristra de ajos pelados.

A continuación, desde Chemajos damos algunos ejemplos de cómo utilizar el ajo pelado para potenciar el bienestar de nuestro cuerpo:

  • Machacar el ajo pelado crudo y/o trocearlo en pedazos muy pequeños para comer en las ensaladas, por ejemplo. Esto favorecerá, entre otras cosas, la microcirculación cutánea gracias a sus compuestos de S-alilcisteína (SAC) y S-alilmercaptocisteína (SAMC).
  • Cada mañana en ayunas, comer siempre un ajo pelado crudo. Esto ayudará, en primer lugar, a comenzar muy bien el día. Además de que esta hortaliza estimula la proliferación de macrófagos y linfocitos, lo que significa que puede ayudar a proteger contra los rayos UVB.
  • Comer ajo pelado crudo cada día puede aburrir. Por eso, otra forma de hacerlo es a través de tabletas, cápsulas, extractos o pasta de ajo. De esta forma, no se aborrece y se siguen aprovechando y conservando gran parte de sus propiedades. Las cuales también son muy usadas para bajar la fiebre, disminuir el nivel de grasas en sangre y reforzar las defensas del organismo.
  • Las sopas bien cargadas de ajo también son muy bien recibidas en esta época de frío. Su consumo regula, normaliza los niveles elevados de tensión arterial y ataca la aterosclerosis.

Estos son algunos de los ejemplos y trucos con ajo pelado. Sobre cómo consumirlo a diario y cómo aprovecharse al máximo de sus beneficios y características. Sigue a Chemajos para más información como esta. Disfruta con nosotros de las propiedades del ajo pelado.