El ajo pelado es uno de los alimentos estrella de la cocina española y uno de los pilares de nuestra gastronomía. Esto se debe, entre otras cosas, a su potente sabor y a todos los nutrientes que aporta al organismo. De ahí que exista más de una rica receta de ajo pelado.

Por eso, y aprovechando la llegada irremediable del otoño, hoy traemos la receta de la sopa de ajo con jamón y huevo.  Un plato realfooding y sabroso que reconforta, hidrata y entona el cuerpo.

Ingredientes para dos raciones:

  • 4 cabezas de ajo
  • 100 gramos de jamón serrano
  • ½ cucharada de pimentón dulce
  • ½ hoja de laurel
  • 75 litros de caldo de carne
  • 5 rebanadas de pan duro
  • 2 huevos (claras y yemas separadas)
  • Aceite de oliva

Elaboración

  1. Pelar los ajos y picarlos en trozos muy finos. También se puede usar pasta de ajo para ahorrar tiempo.
  2. Calentar el aceite a fuego lento para pochar los ajos pelados, cuidando que no se doren.
  3. Mientras se pocha, rebanar el pan y cortar el jamón serrano en dados.
  4. Echar el jamón al cazo junto con hoja de laurel y saltear todo durante dos minutos.
  5. Espolvorear el pimentón por encima y remover.
  6. Colocar inmediatamente después las rebanadas de pan en la superficie y regar con el caldo de carne.
  7. Subir el fuego y cuando comience a hervir un poco, bajarlo.
  8. Tapar la cazuela y dejar cocer a fuego lento durante 10 minutos.
  9. Remover para romper las rebanadas de pan.
  10. Agregar las claras de los huevos y al cuajar remover todo por tres minutos.
  11. Sacar del fuego e incorporar las yemas. Tapar la cazuela para dejar reposar unos cinco minutos antes de servir.

Ahora ya solo queda disfrutar de esta nutritiva y rica receta de ajo pelado. En Chemajos nos ha dado mucha hambre y ya estamos manos a la obra con su elaboración. Esperamos que tú también te hayas animado a hacerla. Disfruta con nosotros de este plato especial con ajo.

¡Qué bien sabe la comida real y qué sano es comer con ajo pelado!