El ajo pelado es delicioso. Se utiliza, ya sea para sazonar alimentos o como producto principal de miles de recetas. Es un superalimento que vale para todo y es indispensable en las cocinas y en la gastronomía del mundo. Tanto es así que hoy en día son innumerables los platos que se pueden preparar con el ajo pelado como ingrediente, o como protagonista. 

De hecho, son muy pocas las recetas que no lleven este vegetal como sazonador. Por eso, cómo no, desde Chemajos traemos un plato muy fácil de hacer y que requiere ingredientes básicos que seguro tienes por casa: Las patatas alioli

Ingredientes para dos raciones:

. 2 patatas

. 1 huevo

. 1 diente de ajo pelado

.150 ml de aceite de girasol

. Perejil 

.  Sal 

. Zumo de limón.

Elaboración: 

  1. Pelar las dos patatas y ponerlas a cocer enteras en una olla con agua y sal durante 20 minutos para que queden bien cocidas. Antes de sacarlas, pincharla para ver si están blandas. Si no es así dejar unos minutos más.
  2. Una vez fuera, cortarlas y dejarlas reposar aparte. cortamos en trozos irregulares, dejándolas en un bol para que se enfríen bien.
  3. Mientras las patatas se enfrían, llega lo divertido. Preparar un poco de alioli de fácil elaboración, pero riquísimo sabor. Echar en vaso alto el huevo, el aceite de girasol, el diente de ajo pelado y unas gotas de zumo de limón.  Batir bien, de abajo hacia arriba del recipiente hasta que todo se mezcle y quede una salsa homogénea. 
  4. Echar la salsa de alioli fácil poco a poco en las patatas frías y moverlo cuidadosamente todo para que estas se empapen.
  5. Finalmente espolvoreamos perejil por toda la mezcla y a comer.

Ahora solo queda ponerse cómodo, preparar un poco de pan que acompañe esta deliciosa receta y disfrutar del manjar. En Chemajos ya hemos separado unos cuantos ajos pelados para hacer la receta en llegar a casa. ¡Anímate a disfrutar con nosotros del sabor del ajo, del sabor de la comida real!