Son muchas las propiedades del ajo pelado. ¿Sabías que puede ayudar a mejorar el cuidado de la piel? Así es, el ajo tiene grandes propiedades antiinflamatorias y antibacterianas que favorece a reducir el tamaño de esos granitos que salen alrededor del rostro y también a eliminar las espinillas.

Por esta razón, a continuación, explicamos cómo se debe utilizar el ajo pelado para tratar el acné. Así como a elaborar algunos remedios sencillos efectivos.

El ajo pelado es un remedio casero en el campo de la belleza, ¿sabías que muchas cremas y lociones contienen este vegetal para una mayor efectividad? Simplemente, hay que conocer bien el ingrediente y añadir la cantidad necesaria.

Estos son los beneficios del ajo en la piel:

  • Lograr una piel más tersa.
  • Iluminar y unificar el tono de la piel.
  • Prevenir la aparición de arrugas.
  • Evitar los signos de envejecimiento prematuro.
  • Combatir el acné.
  • Reducir hinchazón e inflamación.
  • Lograr que la piel reciba más nutrientes.
  • Combatir la piel escamosa y la caspa.
  • Elimina los puntos negros.
  • Hidrata la piel.

Además, el ajo contiene tiosulfatos, que están compuestos y actúan como antimicrobianos, un alto contenido en vitamina C, vitamina B-6, selenio, entre otros. Son imprescindibles para el control de las sustancias grasas de la piel.

¿Aún no estás convencido sobre las propiedades del ajo pelado? Desde Chemajos queremos contarte que, el ajo pelado es uno de los ingredientes preferidos de la gastronomía y que, además, como te hemos contado, cuenta con una gran diversidad de aplicaciones en lo que respecta no solo a la salud sino a la estética.

Ahora con la llegada del otoño es recomendable que el ajo pelado sea una guía para incorporar a tu rutina de cuidados. Cada cambio de estación hace que nuestro cuerpo tenga que amoldarse y la piel no es la excepción. Hay que cuidarla más que nunca y aprovechar las propiedades de este alimento para hacerlo.