Conservar los ajos de la forma más correcta, es tan importante como saber cosecharlos y tratarlos para mantener intactas sus propiedades y beneficios. En Chemajos, por ejemplo, evitamos colocar los ajos en zonas húmedas y mantenerlos en un sitio oscuro y seco. Las cuales son condiciones óptimas, para conservar los ajos pelados en perfecto estado durante un prolongado tiempo.

No obstante, como en Chemajos tenemos diferentes productos, a continuación, aprovechamos para dar algunos ítems de cómo conservar el ajo pelado en dependencia de su formato:

  • Ajos pelados. Ya vienen en un envase herméticamente cerrado. Una vez se abra, mantener en la nevera y evitar los cambios bruscos de temperatura. De esta forma durarán alrededor de los dos meses.
  • Pasta de ajo pelado. El formato de puré se puede conservar los primeros días en la nevera, pero luego debe ser pasado al congelador para que dure más tiempo. Para ello, hay que colocar la bolsa o los envases de plástico hermética cerrados en los que vienen para ponerlos a congelar; y listo.
  • Ajo congelado. En los hogares donde no se consume mucho ajo, lo ideal es comprar el ajo pelado de Chemajos en este formato, ya que es cuando más dura el producto. Puede permanecer así todo tiempo del mundo y se puede ir utilizando a medida que vaya haciendo falta. Eso sí, a los dos meses de congelar los ajos comenzarán a perder su aroma y propiedades, por lo que es mejor consumirlos antes de este tiempo.

Estos son, en definitiva, algunos ejemplos, de cómo conservar el ajo pelado en dependencia de su formato para que perdure por mucho más tiempo. Has que tu compra sea rentable, que las propiedades y los beneficios del ajo perduren en el tiempo y de que en cada comida puedas disfrutar del potente aroma y sabor de este realfood siempre.