El ajo pelado y los realfooder son dos conceptos que han ido siempre de la mano. El real food hace referencia a la comida sana y real que no está ultra procesada, y el ajo pelado es justamente eso. Un superalimento natural bajo en calorías y colesterol; y rico en nutrientes, proteínas, fibra, vitaminas, etc.

De hecho, es tan beneficioso, que los nutricionistas recomiendan consumir, al día, uno o dos dientes de ajo pelado crudo para adultos. Es por eso que, desde Chemajos, traemos varias formas en las que disfrutar del ajo cada día; porque al igual que cualquier otro realfood, este debe ser parte de la dieta diaria.

  • Ajo pelado crudo en recetas

El ajo pelado aporta y mantiene mejor todas sus propiedades si se consume crudo. Por ende, lo ideal es introducirlo en recetas como el gazpacho casero, la salsa alioli, el guacamole, con pan tostado y perejil, etc.

  • Ajo pelado crudo en ensaladas

Es cierto que a veces cuesta comer el ajo crudo sin más, pero casi es imperceptible si se introduce en forma de finísimas láminas en las ensaladas. Las ensaladas de atún o caprese son las opciones por excelencia ya que sus ingredientes a base de lácteos reducen la intensidad del ajo.

  • Ajo pelado encurtido

Esta es una de las opciones predilectas porque disminuye su fuerte sabor para no opacar el del resto de alimentos con el que se vayan a consumir. Aunque es cierto que si se encurte el ajo pelado; se reducen sus beneficios, pero no tanto como cuando se cocinan. Es un proceso que no requiere mucha elaboración, ni tiempo, o ser un manitas en la cocina. Además de que el sabor del ajo pelado encurtido es menos intenso que el del crudo.

Como esas, existen otras mil maneras de degustar el verdadero sabor de este realfood y en Chemajos llevamos 25 años haciéndolo. Así que ya sabes, y si no lo haces aún, empieza a comprar ajo pelado y a consumir uno o dos dientes al día. Con el tiempo notarás las mejoras y los beneficios. Porque comer ajo pelado es de realfooder.