Si se consume ajo pelado en ayunas, sus beneficios se intensifican. El ajo es un realfood de gran importancia para el organismo, y en Chemajos llevamos mucho tempo comentando su importancia y la necesidad de consolidarlo como alimento diario. Sus propiedades y nutrientes lo hacen imprescindible en la gastronomía y en la dieta.

Esto se debe, además de por todo lo comentado, a que el ajo pelado es rico en manganeso, selenio, fibra, vitamina B6 y vitamina C. No obstante, si se consume en ayunas, tiene un mayor efecto en el organismo humano. Por ejemplo:

  • Varios estudios demuestran que el ajo ayuda a controlar los problemas cardiovasculares ya que disminuye la presión arterial, especialmente en personas que sufren de hipertensión.
  • Comer ajo pelado en ayunas aumenta el conocido como colesterol bueno y disminuye el colesterol LDL (malo). Así como los triglicéridos en la sangre.
  • El ajo crudo tiene un componente, conocido como disulfuro de dialilo, que ayuda a combatir la inflamación.
  • También es un regulador natural de los niveles de azúcar. Constituye uno de los tratamientos más efectivos para menguar y controlar el azúcar en las personas diabéticas.
  • Además de los beneficios para el corazón, para la presión, para la regulación de los niveles de glucosa en sangre y etc; el ajo pelado es un superalimento y un antioxidante por excelencia debido a su capacidad de aumentar el número de enzimas antioxidantes del cuerpo humano.

El ajo pelado es, en definitiva, un alimento real con una gran cantidad de propiedades y beneficios. Un vegetal que es bueno si se consume como aderezo en las comidas todos los días, como plato principal, o en ayunas. Sus efectos son tan positivos para el cuerpo, que en Chemajos venimos consumiéndolo en disímiles formatos desde hace años.

¿Y tú, ya has incluido el ajo pelado en tu dieta diaria? Si no lo has hecho, súmate a nosotros, tu cuerpo sin duda lo agradecerá.