Nuestro ajo pelado es de calidad. Este producto es un realfood potente y muy importante. Y como ya se ha constatado, es uno de los cultivos que más se utilizan en las recetas españolas y del mundo. Ya sea como un condimento, un aderezo para dotar de rico sabor a los platos, o como ingrediente principal.

Al respecto de esto, España es uno de los países que cultiva ajos del mayor prestigio. Se puede adquirir en establecimientos comerciales de miles de países en diversos formatos. Por ejemplo, en cremas, salsas, bulbos, pelados, congelado y demás. De ellos, el ajo pelado tiende a dar garantías de calidad, pues el producto utilizado para este proceso es seleccionado y mantiene sus propiedades y sabor.

En Chemajos somos conscientes de la importancia de este “alimento real”, y por ello velamos por su correcta manipulación y cuidado en nuestras fábricas. Una vez llega el ajo que ha sido cultivado, se seca y se procede a su pelado con la correspondiente máquina homologada. Es ahí cuando pasa por un exhaustivo proceso de selección y donde el equipo lleva a cabo una minuciosa revisión dividida en dos partes:

  1. Se seleccionan del grupo los mejores ajos pelados.
  2. Se lavan y revisan por segunda vez, para rescatar aquellos a los que se escaparon de la primera revisión.

Queda claro, entonces, que en Chemajos priorizamos y nos escatimamos en la búsqueda y obtención de ajos pelados de calidad. Nos importa el producto y ofrecer lo mejor a nuestros clientes. De ahí que revisemos más de una vez todo lo que sacamos a la venta. Que el producto que salga de la fábrica sea el mejor y más trabajado. Así como que mantenga en plenitud el 100% de sus propiedades y beneficios.

Así que ya sabes, no lo dudes. Únete a Chemajos, consume nuestro ajo pelado de calidad. Te garantizamos un producto que está aún mejor que cuando sale de la cosecha.